whatsapp Kinet

Actividad física y ejercicio en la Mujer

image

Actividad física y ejercicio en la mujer

Introducción

Los beneficios de la actividad física y el ejercicio para lasalud tanto en hombres como mujeres son irrefutables. Laevidencia que avala la importancia de un estilo de vidaactivo ha crecido exponencialmente y se considera quela actividad física y el ejercicio regular son medidas preventivas primarias y secundarias eficaces para más de 25 condiciones crónicas médicas, incluidas la enfermedad cardiovascular y la mortalidad prematura.

A pesar de esta información mucha parte de la población permanece con un estilo de vida sedentario. Al respecto, la Organización Mundial de la Salud considera que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo para la mortalidadglobal ya que causa aproximadamente millones de muertes anuales. Es preocupante aún más que las investigacionestambién demuestran que solo cerca del 40% de la poblaciónfemenina cumple con las recomendaciones mínimas de 150 minutos de actividad física moderada a la semana.

El propósito principal de esta revisión es presentar las principales definiciones y beneficios de la actividad física en la mujer, examinar la relación existente entre ejercicio, deporte y salud en la mujer y posteriormente presentar una bordaje médico científico de las recomendaciones actualesen actividad física y prescripción del ejercicio.

Definición de actividad física, ejercicio, aptitud física y sedentarismo

Es importante considerar las distinciones conceptuales entreactividad física, ejercicio y aptitud física. La actividad físicaes el más amplio de los tres conceptos y se define como ‘‘cualquier movimiento corporal producido por los músculosesqueléticos y que resulta en gasto energético’’. El ejercicio es un tipo o subconjunto de la actividad física quecumple con las siguientes características’’: ‘‘Es planeado, estructurado y repetitivo, se hace con el fin de mejorar omantener uno o más de los componentes de la aptitud físicao fitness‘‘. El Fitness es un conjunto de atributos relaciona-dos con la salud (capacidad cardiorrespiratoria, resistenciamuscular, fuerza muscular, composición corporal y flexibilidad) o relacionados con las habilidades (agilidad, equilibrio,coordinación, velocidad, potencia y tiempo de reacción). Notodos los tipos de actividad son ejercicio, pero la actividadfísica y el ejercicio pueden contribuir a mejorar la aptitud física.

En cuanto a sedentarismo, se considera sedentario desdeel punto de vista tiempo, a aquel individuo que no realiza almenos 150 minutos de actividad física moderada en cinco omás días de la semana o aquel que no realiza tres o más sesiones de 20 minutos de actividad física vigorosa a la semana, ydesde el punto de vista del gasto energético, a aquel individuo que no genera un gasto energético de aproximadamente 720 kcal por semana.


Predictores para una mujer físicamente activa

Los patrones y predictores de la actividad física se ven ampliamente influenciados por el género. Investigacioneshan reportado que las mujeres presentan niveles más bajosde actividad física y ejercicio en tiempo libre que los hombres; por ejemplo, en Colombia la Encuesta Nacionalde Situación Nutricional, ENSIN 2010, demostró que solo el 46% de las mujeres versus el 64% de su contraparte conedades entre los 18 a 64 años, cumple con las recomendaciones de actividad física, sin embargo, el trabajo doméstico,el cuidado infantil y otras actividades domésticas son más reportadas por las mujeres.

Dentro de los predictores para que una mujer tenga comportamiento inactivo se encuentran la edad, el rol social, elapoyo social, el estado socioeconómico, el lugar de residencia y el acceso a la recreación, condiciones a tener en cuentay que se convierten en un desafío para los profesionales de la salud y planificadores de programas que desean promover la actividad física entre las mujeres y cuantificar sus niveles de actividad física, ya que a la luz de la literatura actual la mujer parece estar más tiempo ocupada pero con bajos niveles de actividad física.

Consecuencias de la inactividad física en la mujer

Las mujeres que suelen pasar 16 o más horas del día sentadas, presentan un 68% más probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular que aquellas que pasaron menosde 4 horas por día; sin embargo si las mujeres logran caminar180 minutos a la semana o realizar 90 minutos de ejercicio vigoroso a la semana, tienen 30 a 40% menor riesgo dedesarrollar cardiopatía isquémica que sus homólogas sedentarias, asociado a una reducción adicional del 17% por cadaaumento en un MET en la capacidad cardio respiratoria.

No solo en cardiopatía isquémica la baja actividad física genera riesgo. Estudios han demostrado que mujeres moderadamente activas tienen un riesgo del 9% y 15% menor de ataque cerebrovascular isquémico y hemorrágicor espectivamente que las sedentarias, y en caso de personas altamente activas las reducciones son de 21 y 34% correspondientemente.

También se ha demostrado que mujeres que informaronmenos de cinco horas de actividad física de intensidad moderada por semana, presentan el doble de riesgo de cáncer de colon en comparación con aquellas que superan ese volumen de actividad física. Existen otras investigaciones quetambién demuestran el riesgo de la inactividad física en lapresentación de cáncer de endometrio, ovario, páncreas y vejiga.

Efectos protectores de la actividad física

El efecto protector de la práctica de actividad física regular en la prevención de problemas de salud como el cáncerviene siendo bien estudiado. Investigaciones demuestranuna reducción del 25% del riesgo medio de cáncer de mamaen mujeres físicamente activas, efecto protector indepen-diente del estado menopáusico. Este efecto protectorparece estar mediado por la disminución masa grasa (fuenteprincipal de estrógenos en la posmenopausia) y en algunoscasos por la alteración del ciclo menstrual que se presentaen algunas mujeres activas con baja ingesta calórica15.

La tabla 1 es un resumen de los múltiples beneficios de laactividad física regular y el ejercicio físico sobre varias condiciones médicas, incluida la mortalidad prematura. Conel fin de buscar explicación sobre los mecanismos de dichosbeneficios, muchas investigaciones consideran que la actividad física y el ejercicio son determinantes del equilibrioenergético y por tanto de la adiposidad. La adiposidad yla obesidad son factores de riesgo cardiovascular establecidos. En poblaciones femeninas se estima que un 25% decasos de enfermedad cardiovascular, es atribuible al excesode peso y que cada kilogramo de peso ganado aumenta elriesgo de cardiopatía coronaria en un 3%. Por tanto, es probable que una vía por la cual la actividad física atenúe elriesgo cardiovascular sea a través de la regulación del peso corporal.

Otros mecanismos por los cuales la actividad física parecetener efecto en la iniciación y la progresión de la enfermedad cardiovascular son la optimización de la sensibilidada la insulina y el control glucémico para prevenir la diabetes tipo 2; también causa disminución en las cifras depresión arterial sistólica y diastólica, control en los niveles de lípidos, así como mejoría de la función endotelial, la hemostasia y la respuesta inflamatoria tal como lo demostró el Women’s Health Study, en el que se evidenció una reducción en la incidencia del 59% en enfermedad cardiovasculardurante un seguimiento de once años. Al especificar el origen de reducción del riesgo se demostró que la mayor cargase debe a la modulación del riesgo inflamatorio y hemostático (32,5%), seguido por el control sobre la presión arterial(27,1%), control de niveles lipídicos tradicionales (19,1%),niveles de apolipoproteínas A1 y B-100 (15,5%), índice demasa corporal (10,1%) y hemoglobina glicada (8,9%).

El mecanismo por el cual el ejercicio reduce la presiónarterial se explica por una modulación en el sistema nervioso simpático y parasimpático; su disfunción se halla enmás del 50% de todos los casos de hipertensión y diabetes.En la neuropatía autonómica cardíaca, factor de riesgo subestimado para la morbilidad y mortalidad asociadas con laobesidad y la diabetes, el ejercicio físico puede promoverla restauración del sistema autonómico y generar un efectocardioprotector.

El estrés metabólico del ejercicio físico aumenta la oxidación de los carbohidratos y la tasa de oxidación de grasadurante los períodos de recuperación posterior al ejercicio,y mejora así los niveles de glucosa y la sensibilidad a la insulina durante 2 a 72 horas de acuerdo con la intensidad y duración del ejercicio... seguir leyendo...

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO VER ARTÍCULO EN REVISTA CARDIOLOGÍA

REHABILITACIÓN DEPORTIVA, MEDICINA FÍSICA Y GIMNASIO DEPORTIVO

datafono

Formulario de contacto

Centro Médico Especializado

horario

Lunes - Viernes: 9:00 am - 12:00 pm
Lunes - Viernes: 2:00 pm - 7:00 pm

Sábado: 9:00 am - 1:00 pm

Nota: Se atiende únicamente con cita previa, por favor llenar el formulario de contacto o llamar a los teléfonos correspondientes. Atendemos a pacientes de Tunja, Duitama, Sogamoso, Boyaca o Bogotá.

Nuestra Ubicación Boyaca, Sogamoso

Oficinas en: